Title Image

Blog

Home  /  consejos oleaje   /  Mi batalla personal con mi mente y cuerpo
traje de baño

Mi batalla personal con mi mente y cuerpo

MI BATALLA PERSONAL CON MI MENTE Y CUERPO EN TRAJE DE BAÑO

 

Como creadora de una marca  de trajes de baño ,Oleaje Swimwear, me he sentido en la obligación de verme perfecta, de verme delgada, de tener un cuerpo lindo, porque como vendo trajes de baño no puedo dar la imagen de que estoy con unos kilitos de más, tener celulitis o algunos rollitos.

 

traje de baño

Hace algunos años me fui al exterior a estudiar ingles en Canadá y tuve la oportunidad de darme cuenta que allá las mujeres no tienen tanta presión social por verse delgadas, atléticas o verse perfectas… no!, ellas simplemente tienen otra mentalidad, aceptan su cuerpo tal como es, lo disfrutan y lo respetan; compran un bikini para ir a la playa y disfrutar del verano, pero no están cohibidas de que tienen que verse perfectas. Eso me hizo cambiar tanto lo que pensaba como mi relación con mi cuerpo.

 

A los días de haber regresado a Colombia, me invitaron a un evento en Cartagena, era un desfile de Oleaje Swimwear, tenía que medirme unos trajes de baño porque  siempre me mido los diseños nuevos, hacemos las correcciones para que se sienta cómodo  y veamos como  queda el traje de baño, mejor dicho, yo soy la “modelo de tallaje”; este diseño era un vestido de baño entero de cierre en el centro, que muchas ya conocen.

Subí a mi perfil personal (ni siquiera era el de oleaje swimwear) una foto mía luciendo este traje de baño y ¡oh Dios mío! Alguien comentó: “usted como se atreve a subir esa foto, que yo siendo una persona que me movía en el ámbito de la moda y de los trajes de baño como de me ocurría subir una foto en la que se me veía celulitis, que como me atrevía”.

traje de baño

Me acuerdo que me sentí fatal, como si hubiera cometido un pecado y hubiera hecho algo que estaba super mal, me sentí avergonzada de mí misma, pero sin embargo no la bajé, porque no le iba a dar el gusto a esta persona y empezó un proceso de aceptación conmigo misma.

 

A esto le sumamos que a los meses llega la pandemia y tuvimos que pasar en cuarentena encerradas en nuestras casas, me llevó personalmente a bajar la cantidad de ejercicio que hacía diariamente que a veces, incluso, lo llevaba hasta el extremo de causarme dolores y lesiones.

 

Por el estrés que me causaba el encierro, empecé a comer más de lo que habitualmente comía, (sobre todo dulce),porque normalmente me sometía a unas dietas muy estrictas y subí de peso y con ello el sentimiento de culpa por haber dejado que esto pasará, pero también  he sentido  la obligación de empezar a quererme y aceptarme, por que todo en la vida cambia, además que es mi cuerpo, es él el que me ayuda a moverme, el que me permite trabajar, amar, compartir con mi familia y amigos, reírme y disfrutar cada momento de mi vida.traje de baño

Es mi cuerpo y es perfecto, estoy completa, puedo moverme y estoy sana; obviamente tenemos que cuidarlo, hay que hacer ejercicio para sentirnos bien, alimentarnos correctamente por que él se lo merece, pero no sentir esa presión tan grande de que tenemos que ser perfectas para lucir bien en un traje de baño, debemos aprender a amarnos y saber que el cuerpo es para disfrutarlo y respetarlo.

 

Lucir un vestido de baño sea el cuerpo que tengamos no es un pecado, por el contrario, es una felicidad poder disfrutar del sol, de la playa o  de la piscina, y sentirnos lindas con el vestido de baño que queramos porque es un regalo que le hacemos a nuestro cuerpo, no es un castigo impuesto por nosotras mismas.

 

Como siempre, mil gracias por estar al pendiente de las redes sociales y si quieren compartir sus experiencias con nosotros acá les dejamos donde nos pueden encontrar:

Instagram: @oleaje_swimwear

Página web: www.oleajesw.com

Facebook: oleajeswimwear

LEAVE A COMMENT

×

Hola!

Mi nombre es Yesica, para asesorarte mejor comunícate con nuestro WhatsApp

× Asesoría